Tarjeta navidad 2019

No hay duda: la temporada navideña es la más bella, la más humana y la más profunda del año.

La más bella porque el ambiente se llena de luces que dan vida, y de adornos que recuerdan los frutos de la naturaleza; pero también de sonrisas porque nos reencontramos con familiares y amigos y recibimos regalos y aguinaldos.

La más humana, porque generalmente nos invita a sensibilizarnos al reconocer el sufrimiento y las carencias de muchas personas, lo cual hace que valoremos más lo que tenemos.

Y la más profunda, porque invita a la reflexión. Gracias a lo cual hacemos balance de lo que realizamos y de lo que nos faltó por realizar en el año; de lo que pensábamos lograr y finalmente no concretamos; de las ideas que tuvimos y al final de cuentas no convertimos en acciones ni en hechos.

Pero, por esos mismos rasgos, la Navidad nos ofrece la esperanza de desplegar nuevamente las velas de nuestra nave para, ajustando el timón, zarpar otra vez y, de ser necesario, mantener el rumbo o cambiarlo en busca de nuevos derroteros.

El filósofo griego Demócrito afirmaba que nadie se baña dos veces en el mismo río porque sus aguas fluyen, y por tanto las aguas en las que ayer nos bañamos no son ya las de hoy.

Como el agua del río, el curso de las cosas cambia en todo momento, y obviamente las cosas cambian con el cambio de cada año.

En materia educativa 2019 fue un año de cambios, y por lo mismo, nos sometió a retos nuevos que hemos enfrentado o sorteado con determinación y actitud positiva, sabedores de nuestro papel como trabajadores de la educación.

Pero, por lo mismo, fue un año que nos preparó para las perspectivas nuevas que nos depara 2020.

Nuestro Tecnológico está preparado para ello, y quienes laboramos en él daremos lo mejor que tenemos.

Porque es tiempo de hacer cosas nuevas y diferentes, pues recordemos que quien hace siempre lo mismo, obtiene siempre iguales resultados. Y nosotros esperamos para el nuevo año resultados mejores porque, sin perder nuestra esencia, haremos cosas mejores.

Felicidades a todas y a todos les desea su amigo Gustavo Urbano Juárez, Director General.

Que la felicidad los colme y la salud se les desborde.